Autoconstrucción de un sistema de tratamiento de aguas residuales en vivienda de madera

Autor: Keil1, Gabriel Darío
Profesor Titular, Xilotecnología. Profesor Adjunto, Industrias de Transformación Mecánica. Profesor Responsable, Construcción de Viviendas de Madera. Director del LIMAD. FCAyF. UNLP

En la etapa final de la construcción de la vivienda de madera destinada al sector forestal de la Estación Experimental Julio Hirshchorn, se instaló un sistema de tratamiento de las aguas negras y grises, superador al tradicional pozo ciego o pozo negro, de habitual construcción en zonas donde no existe conexión a la red cloacal.

Para el diseño del sistema y la instalación en el terreno, se contó con el asesoramiento del Dr. Alejandro Mariñelarena (ILPLA-CIC) y el Ing. Agrónomo Joaquín Córdoba (INTA-IPAF), y se desarrolló dentro de las actividades programadas en el Laboratorio de Investigaciones en Maderas (LIMAD), de la Facultad de Ciencias Agrarias y Forestales, UNLP.

El sistema de tratamiento instalado es un sistema práctico y fácil de construir en zonas rurales y periurbanas, donde se carece de sistemas cloacales y, donde la instalación de un pozo ciego genera grave contaminación del agua subterránea de donde se extrae el agua para consumo domiciliario, produciendo serios problemas de salud principalmente en la población infantil.

El terreno de infiltración o lecho nitrificante, es una alternativa al pozo ciego y puede ser construido por los propios vecinos, sobre el terreno lindero a la vivienda, donde, una vez instalado, se pueden desarrollar las actividades normales sobre el terreno, a excepción de circular con vehículos pesados.

El terreno de infiltración consta de un triple sistema de filtración de las aguas negras y grises de origen domiciliario, que se va desarrollando al pasar las aguas por distintos tipos de tratamientos.

El primer filtrado se produce en la cámara séptica (foto 1), que es un recipiente impermeable de forma prismática y cuyo volumen para una familia de 4 integrantes debe ser de 750 a 1000 litros, cuyas dimensiones aproximadas son de 1,20 m de profundidad, 0,50 m de ancho y 1,60 m de largo. Se construye con una tapa segmentada para inspeccionar ingreso y salida del agua. El ingreso de las aguas desde la vivienda se realiza con caños de PVC de 110 mm con una pieza T con una prolongación hacia abajo (foto 2), que asegura el ingreso a la mitad de la cámara, de modo que no se produzcan movimientos de los flotantes ni de los precipitados que permanecen en el recinto impermeabilizado.

La salida de la cámara está ubicada unos 7 cm por debajo del ingreso, también con una pieza T, con una extensión de caño de PVC ranurado (foto 3) y con una maya plástica en el interior (foto 4), ambos haciendo de filtro del agua que ingresa del centro de la cámara rumbo a la red.

La red está construida con caños de PVC de 110 mm a partir de un caño colector que conecta con la cámara (foto 5) y del mismo, a través de dos piezas T y un codo, se conectan las 3 líneas de caños perforados de 12 m cada una.

Los caños perforados cada 30 cm y de ambos lados (foto 6) se instalan sobre un sustrato de 30 cm de piedra o escombro y se tapan en los extremos con piezas del mismo material.

El agua con bajo nivel de particulado, que sale de la cámara, luego de permanecer al menos 24 horas donde se separan flotantes en la superficie y precipitados en el fondo, se distribuye por la red de caños y a medida que sube el nivel hasta la mitad del diámetro del caño, comienza a derramar por las perforaciones, hacia el lecho de piedras. Es en este lecho de piedras donde se produce la segunda etapa de filtrado, para luego pasar al suelo por debajo de la piedra, donde se producirá el tercer filtrado, antes de llegar a la napa.

Una vez instalados y nivelados los caños de la red, se realiza la prueba hidráulica, para verificar que el agua fluye por todo el sistema, se tapan los caños al menos hasta los agujeros con piedra (foto 7), se cubren los caños y la piedra con una media sombra de 80% de cobertura (foto 8), para que la tierra no tape las perforaciones de los caños y luego se completa con tierra (foto 9) hasta el nivel superficial del suelo.

El detalle del ensayo de infiltración que debe hacerse previamente en el terreno, para verificar si es apto para instalación del sistema, junto a detalles constructivos se encuentran en el manual para la autoconstrucción del sistema puede descargarse en forma gratuita en: http://www.ilpla.edu.ar/manual_sistemas_tratamiento.pdf

Publicado en .

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.